Santa Cruz Sitec | Banco Fassil S.A.

Santa Cruz Sitec

 

La empresa de más reciente creación que se incorpora a las filiales de Santa Cruz Financial Group S.A. es Santa Cruz Sociedad de Tecnologías de la Información y Comunicación S.A., SC Sitec S.A., que tiene por objeto principal la realización dentro y fuera del país, ya sea por cuenta propia, ajena o asociada con terceros, toda clase de actos, operaciones y servicios de consultoría e ingeniería en tecnologías y sistemas de la información y telecomunicaciones y ramas afines, así como la prestación de servicios, operación, contratación, elaboración, desarrollo, control y ejecución de todo tipo de servicios informáticos, de telecomunicaciones y de consultoría e integración de tecnologías de la información y de las comunicaciones.

Con domicilio legal en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, SC Sitec S.A. está facultada además para invertir en todo tipo de sociedades comerciales cuyo objeto social sea afín o complementario, pero además tiene plena capacidad jurídica para adquirir derechos, contraer obligaciones y realizar sin ninguna excepción, toda clase de actos, operaciones y contratos permitidos por las leyes.

Una de las primeras actividades desarrolladas por Sitec fue la alianza estratégica suscrita con Clubes de Ciencias Bolivia, organización sin fines de lucro compuesta por estudiantes, científicos, investigadores y profesionales radicados en Bolivia, EEUU y otras parte del mundo, dedicada a la promoción del acceso a educación científica a jóvenes bolivianos, además de inspirar y empoderar a las próximas generaciones de de innovadores mediante la creación de redes de talentos en ciencia y tecnología.

El acuerdo prevé el auspicio e impulso de actividades como el 3° Ciclo del Clubes de Ciencia Bolivia 2018, el 2° Simposio de Ciencia & Tecnología y la 1ª Sesión de Networking, eventos que tienen por propósito el impulso del desarrollo de tecnologías de innovaciones en Bolivia. El arranque de esta alianza se produjo con el Hackbo, el primer hackathon nacional que reunió a un centenar de estudiantes de entre 17 y 25 años — entre programadores y desarrolladores tecnológicos estudiantiles más grande del país— para crear, de manera individual o grupal, proyectos de software o hardware con un impacto social, en una jornada de 24 horas de intenso trabajo.