Calificación de Riesgos | Banco Fassil S.A.

 

Al 30 de junio de 2022
AESA Ratings S.A. Calificadora de Riesgo asociada a Fitch Ratings
 
Emisor Corto Plazo Largo Plazo Perspectiva
MN ME MN ME
A F2 F2 A A En Desarollo

AESA Ratings S.A., Calificadora de Riesgo asociada de FitchRatings, en su informe presentado el 30 de junio de 2022, asignó a Banco Fassil una calificación de “A” como emisor y una perspectiva En Desarrollo.

El informe destaca como factores claves de Banco Fassil que forma parte de un grupo financiero (SCFG S.A.) en crecimiento, con presencia en todos los segmentos de cartera, ofreciendo una amplia gama de otros servicios financieros. Hace notar que se trata de un banco universal con significativos niveles de crecimiento que cuenta con una amplia red de puntos de atención a nivel nacional, principalmente en el departamento de Santa Cruz, dotado de órganos de gobierno de amplia experiencia. El banco cuenta con una participación de mercado —considerando el total de depósitos— del 9,0% con relación al sistema financiero.

La calificadora indica que Banco Fassil cuenta con un mayor apetito de riesgo, lo que se refleja en crecimientos elevados de su cartera de créditos (17,7% a doce meses a marzo 2022), lo que favorece su desempeño, pero podría exponer al banco a mayores riesgos en un entorno de menor dinamismo, afectado por las consecuencias de la crisis sanitaria.

“A la fecha de análisis, los indicadores de calidad de cartera se mantienen favorables, en parte por el importante crecimiento de cartera, con una reducida mora y una reprogramación en desarrollo (0,3% y 4,6% respectivamente). La baja reprogramación aumentaría, acorde con el proceso de normalización de la cartera diferida de 2020. La cobertura de la mora con previsiones es significativa (6,1 veces), reforzada por una importante proporción de cartera garantizada con hipotecas (68,9%). Por los diferimientos y periodos de gracia regulatorios, el impacto de la pandemia en las métricas crediticias será visible en su totalidad cuando se reactiven los pagos íntegramente”, sostiene el informe.

En criterio de AESA Ratings, Banco Fassil acompañó parcialmente su continuo y elevado crecimiento de cartera con capitalización de utilidades —capitalizará el 69,5% de la utilidad generada la pasada gestión—, deuda subordinada y aportes de capital fresco. La entidad presenta una solvencia de 5,1% (medida por patrimonio sobre activos), en tanto que el CAP de 11,1% disminuye el último año y es ajustado para su potencial crecimiento de cartera de créditos.

Asimismo, el informe sostiene que a marzo de 2022 el banco muestra una creciente participación en depósitos con relación al sistema (9,0%), en parte gracias a un significativo incremento los últimos 12 meses de sus captaciones (14,7%), lo que viene aumentando la importancia sistémica de la entidad. También mantiene un importante financiamiento vía reportos y del BCB.

AESA Ratings considera que el banco disminuyó sus indicadores de liquidez, con una cobertura de sus pasivos a corto plazo del 15,7% y una liquidez disponible del 4,9% con relación a activos (sistema 46,1% y 16,5% respectivamente).

En opinión en la calificadora el desempeño del banco, al igual que el del sistema, está presionado por un entorno operativo desafiante. A marzo de 2022, el margen de intereses a activos es ajustado (2,7%) afectado en parte por el elevado costo financiero (3,5% vs. 2,7% sistema) de sus captaciones.

“Otros ingresos operativos muestran una importante mejora el último año debido en parte a ingresos no recurrentes generados por la venta de bienes inmuebles. Por otra parte, su constante crecimiento orgánico le genera mayores gastos operativos y desafíos en su nivel de eficiencia. La rentabilidad (ROAE de 1,8% y 0,1% en relación a los activos ponderados por riesgo) mejora en parte por la venta de bienes inmuebles”, agrega AESA Ratings.

 

 

Al 30 de junio de 2022
Moody´s Local PE Clasificadora de Riesgo S.A.
 
Emisor Corto Plazo Largo Plazo Perspectiva
MN ME MN ME
A.bo ML 2.bo ML 2.bo A.bo

A-.bo

 

En su Informe de Calificación al 30 de junio de 2022, Moody´s Local PE Clasificadora de Riesgo S.A., asigna la categoría A.bo como emisor a Banco Fassil. Asimismo, mantiene las siguientes categorías: ML 2.bo a los depósitos de corto plazo en moneda nacional y moneda extranjera; A.bo a los depósitos de mediano y largo plazo en moneda nacional; y A-.bo a los depósitos de mediano y largo plazo en moneda extranjera.

Moody´s Local destaca el crecimiento sostenido de la cartera de créditos del banco a lo largo de los últimos ejercicios, lo cual ha estado acompañado de indicadores de morosidad y coberturas con previsiones que se mantienen en niveles favorables en comparación al promedio de la banca múltiple en Bolivia. A ello se suma la diversificación en los ingresos financieros del banco, teniendo en cuenta las colocaciones por tipo de crédito, la cual se verá favorecida considerando la estrategia de la entidad de aumentar la participación de los créditos minoristas en la cartera. Se pondera además la constitución de previsiones genéricas voluntarias, así como el porcentaje de créditos que cuentan con garantías preferidas en el portafolio del banco, ubicándose por encima del promedio de sus pares (69,26% vs. 59,67% de la banca múltiple).

A su vez hace notar que el descenso del índice de liquidez, el mismo que al 31 de marzo de 2022, se situó en 39,48% mientras que a diciembre 2021 el mismo alcanzaba a 44,93%.

El informe refiere además los ajustados indicadores de solvencia, como el Coeficiente de Adecuación Patrimonial (CAP) y el de Capital Primario, con índices de 11,10% y 7,54%, respectivamente al mes de marzo de 2022, los cuales, si bien se han visto fortalecidos ante los aportes de capital recibidos, podrían contraerse ante un aumento en los activos ponderados por riesgo, considerando el nivel de crecimiento que ostenta la cartera de créditos.

En base al análisis financiero al 31 de marzo de 2022, la calificadora explica que la cartera bruta de colocaciones de Banco Fassil tuvo un crecimiento de 5,16% respecto al cierre de diciembre de 2021 y un crecimiento de 17,66% interanual, explicado principalmente por el crecimiento en créditos empresariales (15,17%), seguido de un crecimiento en créditos pymes (22,29%). Sobre el índice de mora, establece que éste se ubicó en 0,34%, mayor a lo evidenciado en diciembre de 2021 (0,29%), pero menor a lo presentado en marzo de 2021 (0.54%), debido principalmente al crecimiento de la cartera bruta de colocaciones, manteniéndose por debajo del promedio de la banca múltiple (1,81%).

“En cuanto a la cartera diferida como porcentaje de la cartera bruta, ésta se situó en 21,32%, menor a lo evidenciado en diciembre de 2021 (23,80%) y a marzo de 2021 (32,09%), explicado por las negociaciones del banco con cada uno de los clientes para el reinicio del pago de las cuotas. En este contexto, Banco Fassil registra un ratio de cartera reprogramada sobre cartera bruta de 4,61% respecto al promedio de la banca múltiple (21,85%)”, indica el informe de Moody´s Local.

Asimismo, el informe apunta que en el mes de marzo la utilidad neta de Banco Fassil presentó un crecimiento de 112,52% interanual, explicado principalmente por los mayores ingresos financieros del periodo (12,64% interanual) y por mayores ingresos operativos (142,64%). Por otro lado, sostiene que los gastos financieros se incrementaron en 11,11% interanual, a causa del incremento de las obligaciones con el público por los mayores niveles de captaciones. “Lo anterior se debe a causa de la estrategia del banco de incrementar la liquidez a través de mayores captaciones en caja de ahorros y con su nuevo producto “Cuenta Fabulosa” y una mayor colocación de depósitos a plazo fijo”, puntualiza Moody´s Local.