Descubrí distintas maneras de ahorrar | Banco Fassil S.A.

¿Querés dinero?... ¡yo también! y no necesitás ser un mago para hacerlo aparecer, ¿querés saber cómo?

La clave es la planificación. Sí, ordená tus finanzas y verás cómo todo se va solucionando. Mirá, lo que tenés que hacer es anotar todos los gastos que tenés en el mes, identificar cuáles no son necesarios y eliminarlos, porque esos llamados “gastos hormiga” pueden parecer pequeños pero poco a poco van creciendo y se comen tus ahorros.

Para mantenerlos a salvo, bien guardados y creciendo sanamente, existen varias maneras: Cuenta de Ahorro, Cuenta Corriente y Depósitos a Plazo Fijo

  • Cuenta de Ahorro

Te permitirá resguardar y administrar tu dinero, además de adquirir una tasa de interés que incrementará tu ahorro.

  • Cuenta Corriente

Sirve para efectuar operaciones bancarias y utilizarlas mediante Cheques, realizar pagos, retirar efectivo, entre otras opciones. Su principal objetivo es la liquidez, y en algunas ocasiones suele generar intereses.

  • Depósito a Plazo Fijo (DPF)

Fija el tiempo en el que tus ahorros estarán resguardados y de esta manera evitará que utilicés ese dinero para cubrir otras necesidades que no sean las del propósito de ahorrar. Además, te permite tener una remuneración adicional por tus ahorros y tiempo. Vencido el plazo establecido, podés retirar los fondos.

En esta opción podés tener tu dinero resguardado durante 3 meses, 6 meses, 1 año o más tiempo, ganando más intereses que en una cuenta de ahorro normal, lo que permitirá que tu dinero crezca y el monto que retirés, una vez que haya finalizado el plazo que elegiste, sea mayor que el que depositaste.

¿Viste? No necesitás ser un mago para hacer aparecer más dinero a tu favor.

Recordá ser disciplinado y siempre pensar que si tenés 2 monedas, podés gastarte una pero la otra debés ahorrarla para tu objetivo final.

Categoria:Educación Financiera